TwitterFacebook Vidactio en Youtube

Algunos retos de la tecnología de principio de siglo (del XXI)

1 / Ago / 2010

El video de Simón Hergueta sobre “El Futuro de Internet” propone que en 2019 habrá casi un google de conexiones de internet. Una internet de las cosas y las personas que estará omnipresente y será capaz de “pensar” por sí misma y ayudarnos en nuestra vida como seres humanos.

Sin entrar a la parte matrix del documental, sí se pueden apuntar unos cuantos campos en los que hay que desarrollar la ciencia (y la aplicada sobre todo) para seguir construyendo inventos que nos ayuden en la sociedad en la que la información se ha revuelto como un huracán. Así, se me ocurren una serie de barbaridades (no soy científico y en este espacio intento aproximarme como un niño a las cosas que escribo) que son:

1.- Web semántica e integración de datos: Desde que la posibilidad de publicar en internet salió del ámbito académico (obviando el militar), la cantidad de información publicada crece enormemente, así como el número de plataformas sobre las que publicar (véase twitter, facebook, tuenti, flickr, youtube, blip, metacafe…  datos bancarios y de administraciones públicas… blogs y otros diarios… comentarios en foros y webs… sitios web de empresas y organizaciones…).  Para facilitar que cada persona pueda acceder a la información que le interesa sin quedarse sorda con el ruido producido por tanta información aparece el RSS (apoyado en el estándar xml de años antes), los mash-ups, el facebook connect, OpenID y APIs de todo tipo para facilitar la interoperabilidad de los datos y aplicaciones.

La interoperabilidad ya era un problema hace tiempo. Desde que tuvimos más de dos aplicaciones, plataformas sobre las que publicar y soportes sobre los que acceder a ella, vimos la necesidad de explotar la información eficazmente y de permitier cambiar de aplicaciones de software, de versiones de los mismos y de hardware de soporte sin traumas.

Pero el problemas sigue presente.  Cada vez incluimos más metainformación a los contenidos que publicamos, pero esa información no sigue un estándar universal.  Yo quisiera poder, por ejemplo, ver toda la información que recibo y emito de distintas formas e independientemente de dónde voy publicando (aquí, en twitter, redes sociales, mi calendario…)  los correos que mando y recibo, páginas y multimedia que leo y veo y que marco como interesantes, fotos y videos que saco y publico -o que no publico-. Quiero verlo todo de un golpe (y con posibilidad de filtrarlo) y que cuando cambio algo, el cambio vaya directamente a la web que lo aloja sin tener que introducir usuario y contraseña cada vez.  Quiero verlo ahora en un calendario, ahora relacionado entre sí (igual publiqué una entrada porque ví un vídeo que despertó mi curiosidad), ahora por importancia de un tema común a todo lo publicado.

2.- Realidad aumentada y geoposición: Como no vivimos aún en internet sino en el planeta tierra (en unas coordenadas y circunstancias concretas), las aplicaciones de geoposicionamiento han ido aumentando con el abaratamiento de los dispositivos GPS (muchos móviles lo incorporan ya) y la demanda de soluciones prácticas que nos hagan la vida más fácil (poder encontrar el aifon o el coche si me lo mangan, ubicar un transporte y comunicar al cliente o a la empresa de transporte dónde está un paquete, presentarme los comercios o servicios que tengo alrededor de mi posición, señalarme la ruta para hacer un viaje…).

Y aquí también hay mucho trabajo por hacer.  Y mucho de ese trabajo es común al punto anterior de la integración.  A mí me gustaría que durante una excursión en bici de montaña, al señalar con el teléfono a un punto concreto me apareciera información con rutas, pistas más divertidas, comentarios de otros ciclistas que han pasado por ahí, dónde hacer un descanso…  En este caso habría que integrar las aplicaciones de realidad aumentada que están apareciendo con Google (mapas, panoramio, youtube, el buscador), wikiloc y otras redes de mapas y rutas especializadas en bici de montaña, redes en las que he publicado información de la zona o guardado fotos (por si ya he pasado por ahí y se me olvidó) o en las que han publicado información mis amigos, webs de la oficina de turismo de la zona… y todo ello bien presentado y filtrado para quitar el ruido.

O cuando paseo por una ciudad desconocida, quiero apuntar con el teléfono a un sitio y que me diga qué es, dónde puedo comer bien, alquilar un coche o contratar otro transporte, recibir ofertas de última hora de comercios de alrededor que vendan productos que me interesan…  Y aquí también hay que integrarse con redes como 11870, información turística, webs de comercios cercanos, redes sociales donde mis amigos han publicado información sobre el lugar (con acceso directo a su número de teléfono y correo para poder contactarles),  el de momento omnipresente Google…

3.- El Internet de las cosas:  La posibilidad de que cada vez más cacharros publiquen cierta información básica sobre su ubicación, estado, tiempos… vuelve al punto de la interoperabilidad de la información.  Si un yogur avisa a la nevera de que va a caducar, la junta de la culata dice al coche que tiene un error, el teléfono me informa de que hay una nueva versión de software disponible, el zapato dice a mi teléfono que el suelo que piso tiene un 85% de caliza o la chaqueta dice que el tiempo va a cambiar en 30 minutos y viene una galerna… está bien.  Pero hace falta que pueda tanto explotar esa información e integrarla con otros servicios como que pueda extraer sólo lo más importante (o lo que más me interese en cada momento) para evitar ruidos innecesarios.

En los tres puntos anteriores sigue habiendo, creo, un punto básico en el que ya estamos avanzando: integrar, integrar e integrar la información y permitir explotarla cómo y cuándo quiera.  No sé desde cuándo llevamos con esta necesidad y con las promesas del datawarehouse, datamining y su increíble capacidad para ayudarnos a tomar decisiones personales y de empresa que nos simplificarán la vida.  Pero aún parece que queda mucho por recorrer. Así que, alahua patos !!

Para otra vez (aunque no se si me atrevo, porque aquí soy aún más ignorante) los retos en el campo de la salud (nanotecnología, medicinas personalizadas según el material genético propio, estímulos neuronales que hacen que el cuerpo produzca más y mejores defensas, estímulos que hacen que el cuerpo envíe toda su carga de defensas para luchar contra un tumor sin afectar a otras células…)

ACTUALIZADO: Aquí va un vídeo de realidad aumentada en el móvil.

Talk about this post in your favorite social network, include a link to this post and a link to your comments we'll appear below. Thanks.